El Adulterio

EL ADULTERIO

En la senda muchos hermanos adulteran diciendo frases como esta: "mi mujer es refractaria a las enseñanzas espiritualistas", "la otra que yo tengo está de acuerdo con mis ideas", "es espiritualista", "es la única con la cual yo puedo practicar magia sexual para realizarme a fondo", etc. y mil frases místicas más, para tapar el delito horrible del adulterio. Así es como los adúlteros se cierran las puertas del templo.

Hay muchos hermanos en la senda que usan la magia sexual como pretexto para seducir a muchas ingenuas devotas del sendero, así es como estos adúlteros místicos se alejan del altar de la Iniciación y caen en el abismo.

La magia sexual solo se puede practicar entre esposo y esposa en hogares legítimamente constituidos.

Hay hermanitos que se roban la mujer ajena dizque porque la ley del karma así lo dispuso. Todos estos delitos han llevado al abismo a millares de estudiantes espiritualitas.

Hay mujeres y hombres que adulteran con el pretexto de practicar magia sexual para ayudar a otros; utilizar estos conocimientos para justificar el adulterio, es un crimen horrible contra el Espíritu Santo; el adúltero se hunde entre las tinieblas exteriores donde sólo se oye el llanto y el crujir de dientes.

La magia sexual sólo se puede practicar dentro de los hogares debidamente constituidos y organizados; desdichado aquel que utilice la magia sexual para justificar el adulterio.

Samael Aun Weor. Misterios Mayores.

______________________________________________________________________

"¡Oh tú, Espíritu Uamenti, que apareces en las cuevas de tortura! Yo no he cometido jamás adulterio". (El Ego es mixtificado, corrompido, viciado, falso, goza justificando el adulterio, sublimándolo, dándole tintes inefables, sutiles, se da el lujo de encubrirlo, ocultarlo de sí mismo y de los demás; decorarlo, adornarlo, con normas legítimas y cartas de divorcio; legalizarlo con nuevas ceremonias nupciales. Aquél que codicia la mujer ajena es de hecho adúltero aún cuando jamás copule con ella; en verdad os digo que el adulterio en los trasfondos subconscientes de las gentes más castas, suele tener múltiples facetas).

Samael Aun Weor. Confesión egipcia del Papiro de Nu.